Entrevista a Liliana Cancino, activista social

Liliana Cancino es conocida por su lucha de largos daños en defensa del estadio, ambientalista, es parte de las organizaciones que hoy defienden a brazo partido los Ojos de Mar de Llolleo.
La ultima vez que hablamos era el tema Estadio el que le quitaba el sueño. ¿Hoy que la mantiene insomne?
Nada me quita el sueño, tengo un excelente dormir. Estoy ocupada en el tema ambiental por la Declaración de Humedal Urbano a los Ojos de Mar, trabajando con Ciclovía para San Antonio y otros asuntos de mi interés.
He leido en Facebook a personas que echan de menos a Omar Vera. ¿Tambien es su caso? ¿Por qué?
Noooo, estuvo demasiado tiempo y es parte del problema de tener hoy una Ciudad estancada, sin proyecciones para mejorar nuestra calidad de vida, al contrario dejó un desorden territorial qué estamos sufriendo hoy.
Después de todo parece que en la Municipalidad no andaban tan perdidos con los motivos que aducían para no recepcionar oficialmente al estadio ¿qué cree usted?
Me inclino más por la falta de capacidad de administración, por ahorrar el año de presupuesto que dejó la administración anterior, ya que aún no se ha contratado al arquitecto patrocinador y al ingeniero de cálculo para obtener la documentación necesaria al ingresar carpeta a la DOM, tampoco han postulado a fondos para comprar la implementación faltante, etc, etc no hay voluntad de trabajar solo palabrería y nula gestión.
Yo sé que la han «picaneado» para… aprovechando su figuración zonal…diera el salto e intentara ir por un cargo de representación popular.. pero usted se ha resistido.
A la luz de lo que hoy ocurre en la casa Consistorial…¿pasa por su yo interno una cuota de arrepentimiento? ¿De decirse…yo habria hecho esto otro?
De que lo hubiera hecho mejor no hay dudas jajaja. No, para nada, yo no necesito tener un puesto público para hacer cosas por mi ciudad y el bien común. Además un cargo público no da garantías de nada, sino miremos cómo estamos.
¿Usted qué cree? ¿Está el sanantonino preparado para ser «sede» del megapuerto?
Ni el sanantonino ni el territorio. Un proyecto de esa envergadura no es para el territorio qué habitamos hoy, ni el uso indiscriminado del borde costero y el acceso al mar no puede ser arrebatado a una comuna entera. Llolleo nació como balneario y hoy su riqueza ecosistémica es valorada y protegida por diversos acuerdos y leyes.
No pueden venir acá a instalarnos un proyecto como si nosotros no existiéramos, nuestra cultura, nuestras formas de vida, nuestra historia y quitarnos el paisaje y el acceso al mar.
¿Por dónde empezaria usted a darle una «manito de gato» a este San Antonio gris…arquitectónicamente caótico…tan alejado de normas básicas del buen gusto?
Por recoger la basura, por reciclar enserio, no hacer como si lo hiciéramos; pintar, demarcar bien las calles, pasos cebras y señales de tránsito inclusivas y educativas al conductor, peatón y ciclistas. Sacar rejas de espacios públicos, despejar veredas y reforestar para recuperar los árboles urbanos mutilados por esta y la administración anterior. Tener un canil municipal antes que murgas.

En La Serena por disposición municipal en la zona céntrica de la ciudad toda construcción o remodelación debe ser conservando -exteriormente- el estilo colonial español. Usted camina por el centro de San Antonio y es un asco. ¿Si estuviese a su alcance ¿qué haría al respecto?

San Antonio no es La Serena, hay como 400 años de diferencia, pero igualmente se puede hacer algo normando la publicidad del comercio por ejemplo; proyectos de pintura de edificios y conservación. Y sacando al comercio que se estableció en las veredas, en los últimos años.
Ya se nota que la llegada masiva de inmigrantes atocha colegios y consultorios y que los coleros en las ferias se han duplicado. ¿Quién y cómo se le pone el cascabel al gato?
La migración es un problema nacional al que no se le dio la importancia y real dimensión que tiene en los aspectos que mencionas en la pregunta.
El Estado debe hacerse cargo ya que es tan generoso en otros ámbitos; si invito gente a mi casa por lo menos debo tener donde se sienten y si se alojan donde dormir; por lo tanto el estado debe invertir en construir y/o ampliar nuevos y mejores servicios sean de educación, salud, viviendas, culturales y deportivos. El Estado por décadas dejó de construir edificios como el Liceo Comercial, el Fiscal, el Grupo Escolar y la población ha crecido enormemente, somos el puerto que alimenta al país, nos dicen en su publicidad, pero parece que solo alimenta a las 4 comuñas de Santiago porque acá solo vemos pasar camiones.
Será una solución (como lo fue el Persa Bio Bio en Santiago)…con la acción (y presión municipal mas el aporte de privados encabezados por el puerto) convertir esos enormes galpones abandonados a orillas de Barros Luco en un espacio para instalar a los ambulantes?
No, debemos respetar al comercio establecido; me inclino más por nuevos centros comerciales en otros sectores, además sería más atochamiento vehicular en Barros Luco, que está al límite en todo horario. Deberíamos proyectar un nuevo centro comercial que libere el centro de San Antonio.

Alejandro Iglesias.

Fuente: https://elproa.cl/2022/10/entrevista-a-liliana-cancino-activista-social/

Previous Post
Next Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *